Viajar en coche: Huye de las autopistas, y de la DGT

Para mí hay dos tipos de viajes. En unos el objetivo es llegar de forma segura y rápida a nuestro destino; en otros, el objetivo es sencillamente viajar y descubrir pueblos y paisajes.. Hoy vamos a hablar de estos últimos, viajes en los que la libertad que nos ofrece el coche o la moto, son imprescindibles.

Si nuestro objetivo es llegar desde el punto A al punto B de la forma más rápida y segura, hay varias opciones. Según la distancia, la oferta que encontremos, el número de personas que viajemos y otros parámetros, nos puede interesar viajar en coche, autobús, tren o avión, porque el barco… es otra cosa.

Te recomendamos este vídeo sobre las ventajas de viajar en coche.

Autobús, tren, avión, ¡automóvil!

  • Si vamos solos y la distancia es poca o media, digamos hasta los 600 km, el autobús es el más económico. Ahora los hay hasta con baño y servicio de bar.
  • Confieso que es tren me gusta mucho. Ofrece más confort y más rapidez, sobre todo si estamos en España y hay línea AVE… pero es más caro. Ideal hasta unos 600 km.
  • Sin duda el avión es el rey de las grandes distancias y de la velocidad, pero incómodo, muy incómodo, te obliga a hacer colas una tras otra, resulta menos flexible y si viajamos en familia y con equipaje, el más caro con diferencia… ero según el destino, la única opción.
  • Para distancias cortas y medias y para viajar en familia, el automóvil es el más económico.

Coche o moto: Libertad

Hablemos de viajar en coche, o en moto, porque nos ofrece una cualidad única: La libertad. Salimos cuando queremos, paramos donde nos da la gana y podemos elegir nuestro recorrido e incluso nuestro destino sobre la marcha… Y no me olvida del Camper y el caravaning, que llevan esta cualidad aún más lejos.

Hoy os quiero hablar de esos viajes en los que el objetivo no es llegar, sino viajar. Os pongo un ejemplo que pongo siempre

Adoro este tipo de viajes y todos los veranos dedicado parte o todas mis vacaciones a eso, a viajar, generalmente con un destino de referencia, pero con la idea de descubrir pueblos y paisajes casi desconocidos.

Olvida las autopistas

Si este es tu objetivo, te voy a dar un consejo ¡olvida las autopistas, las autovías y las vías principales! Si quieres viajar rápido y seguro, las autopistas de peaje son la solución ideal y en su defecto las autopistas y autovías… pero no sabes lo que te pierdes.

Necesitas, además del coche, por supuesto, y de buena compañía, aún más importante, una herramienta: Los mapas. Da igual que sea de papel o digital, pero busca en ese mapa zonas alejadas de las vías principales, que recorren parques naturales, o riberas de ríos, pantanos o del mar. ¿Cómo debe ser nuestro compañero de viaje?

Busca esos pueblos que están en carreteras que son un «culo de saco» es decir, que la carretera se acaba ahí, no va a ningún otro sitio. Busca los trazados más enrevesados o las largas distancias sin pueblos… y eso sí, sé prudente y ni apures la gasolina y lleva algo de comer y beber en el coche… porque a veces encuentras zonas donde da gusto hacerse a un lado y comer algo…

Llegar, lo más importante

Perdonad que me ponga sensiblero con este titulo. En pocas cosas coincido con la DGT y menos que en ninguna en sus campañas muchas de ellas «gore» y tendentes más a asustar que a formar. Pero en un eslogan sí que coincido: Lo importante es llegar.

Hablemos primero de la conducción: Si eres miembro de este canal eres un buen conductor. Y lo primero que hace un buen conducto es pensar en los demás. Para que un viaje así sea placentero para todos, olvida las prisas, conduce con suavidad, para con frecuencia… en carreteras con curvas, sobre todo si llevas pasajeros detrás, si no eres suave conduciendo los vas a marear y eso no es divertido.

Me gusta mucho correr… en circuito. En carretera y en las circunstancias que te digo, el «slow driving» es una muy buena opción. En este vídeo te explicamos qué es conducir bien.

El coche… ¡impecable!

Vamos ahora con el coche o la moto, ¡revísalo antes de salir! No, si el coche va bien no hace falta que vayas al taller pero mira lo siguiente:

  • Presiones, sobre todo si vas con carga, súbelas.
  • Todos los niveles.
  • Parece una tontería pero, ¡cristales limpios!
  • Asegúrate que llevas la que hay que llevar: Documentación y en muchos países es necesario el seguro internacional, triángulo de señalización de averías y chalecos reflectantes…
  • Teléfono móvil y cargador de coche.
  • -E insisto, recomiendo algo de beber y algo ligero de comer… una mantita tampoco está de más, puedes organizar un picnic de lo más agradable.

Una revisión hecha con cariño por ti mismo es entretenida y es una medida de seguridad muy importante.

¡Nos persiguen!

No quiero acabar el tema de los viajes sin hacer un comentario sobre la nueva campaña de verano de la DGT, una campaña que no se si será eficaz en términos de reducción de accidentes, pero en términos de rentabilidad, seguro que va a ser un éxito. Te recomiendo este vídeo sobre la velocidad en las carreteras.

Comparte

Te puede interesar